Dios existe

Este jueves fue la noche de las velitas, de farolitos y de algunos farolones, que no faltan. Una celebración que precede la fiesta del dogma de la Inmaculada Concepción de la Virgen María, que fue proclamado por el papa Pío IX, y aunque muchos no saben ni pío, esta es una noche de fe, de unión familiar, de devoción a la madre del Niño Jesús. Es una fiesta de luz, que ojalá cada día ilumine más en este país, que anda medio a oscuras, lleno de odios.

 
 
 
 

Hoy me asaltan los recuerdos. Y espero que sean los únicos, porque aquí lo asaltan a uno en cada peatonal, o en la buena fe. Pero vuelve la mente a los días de la niñez, en aquella casita de campo, casi un pesebre, sin que yo fuera el burro, como me dirán algunos con piel de oveja.

Este era un día de familia, comenzando por la recolección de la leña seca para la hoguera, el fuego que congrega, y que encendíamos y disfrutábamos todos. Luego, ya a puerta trancada, rezábamos el rosario y dábamos gracias Dios y a la Virgen por la familia y pedíamos que no permitieran que a nuestra casa llegaran la ‘chusma’ (la guerrilla) ni los malos espíritus.

El 8 de diciembre, los niños nos levantábamos a ver elevar la bandera blanca a la Virgen, de la que colgaba una flor de dalia. En cada casa campesina se repetía el acto de fe y se festejaba con un volador lanzado lejos de los niños. Había menos quemados. No como ahora, cuando, por desgracia, ya van este año 57, entre ellos 27 menores. Sin contar los del Centro Democrático, donde aún creen que el mesías es chalán y tiene tres huevitos.

El 8, temprano, corríamos a pintarnos de guerreros con carbón y a bañarnos en la quebrada, tiritando de frío, para ir luego a la misa y salir, como príncipes, a comer brazos de reina.

Hoy, todo ha cambiado. El campo está medio solo y las ciudades, atestadas de víctimas a quienes sí les llegó la ‘chusma’. Y todos divididos, hasta en la religión. Unos discutiendo si existe Dios, otros, millones, poniendo velitas de gracias a la Virgen y para que se cumplan sus propósitos.

Por mi parte, le digo al ateo Richard Dawkins que Dios existe. Más en Colombia. Está en la fe de millones de católicos que prendieron velas, que cada mañana se santiguan al salir de la casa; en cada bendición de los padres a los hijos, en cada viaje por carretera, en cada milagro de vida.

Si no existiera Dios, cómo habríamos sacado adelante un proceso de paz que tenía hasta al diablo de enemigo, con todas sus mentiras; y cómo se habrían salvado ya unas 2.000 vidas, porque los guerrilleros entregaron más de 8.000 fusiles y están en la política y no echando plomo. Lo que pasa es que también existe Lucifer, y se mete hasta al Congreso y da bebedizo de ausentismo con pepitas de chantaje.

Dios existe; si no, cómo habrían caído, por ejemplo, los del ‘cartel de la toga’, que habían vendido el alma al diablo y tenían, parece, aliados en los infiernos de la política. O los de del ‘carrusel’ de las loncheras. Por eso, uno de mis personajes del año es el fiscal Néstor Humberto Martínez. Pero Dios debe dar otra prueba de su existencia haciendo que realmente se aplique la ley. Que todos los corruptos paguen. Porque a veces las condenas son tan difíciles como que Dawkins se convierta.

Dios existe; si no, cómo se sobrevive ante un sistema de salud que da citas cada seis meses porque “no hay agenda”. O cómo se haría el milagro de que Bogotá tenga metro. O cómo Millonarios, con poca nómina, podría ser campeón. Dios existe. Sobrevivir con el mínimo es un milagro. Por eso, las velitas que millones encendieron para que les iluminen las conciencias a los que estudian este salario, a ver si hay más equidad y todos podemos tener un día buena cena navideña. Mil ejemplos hay. Dios le siga dando paz a esta nación.

LUIS NOÉ OCHOA
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Funete: Aqui

El consumidor digital

  • Es evidente la desaparición del sistema de compra para dar paso al arriendo de bienes culturales.

La semana pasada se llevó a cabo, en la Universidad de los Andes, la Segunda Conferencia Internacional de Derecho y Empresas Creativas, un encuentro para debatir sobre los retos que la innovación tecnológica le plantea a la propiedad intelectual. 

Los participantes de más de 20 países hispanoamericanos discutieron sobre el papel casi hegemónico que hoy juega internet como nuevo centro de comercio de todos los productos protegidos por el derecho de autor: desde música, software, textos y películas hasta el álbum familiar de fotografías.

Según el abogado Fernando Zapata, el consumo digital ha desmaterializado las obras hasta el punto de borrar la propiedad del bien cultural, sea esta una canción o un video. Hoy, cuando el consumidor paga, no adquiere un producto, solo accede temporalmente a él hasta que vuelva a pagar su mensualidad. 

Es evidente la desaparición del sistema de compra para dar paso al arriendo de bienes culturales. Se habla de la ausencia total de un debate filosófico sobre la creación artística, hasta el punto que mencionó María Victoria Oramas, abogada especializada en derechos de autor, que la música de hoy no refleja las necesidades de la sociedad, solo narra banalidades.

Para Santiago Schuster, profesor de la Universidad de Chile y uno de los organizadores del evento, ya no es claro dónde sucede la explotación de la obra: si en el origen, es decir la plataforma donde se aloja la creación, o en el destino, que no es otra cosa que el dispositivo donde la disfruta el suscriptor. 

Esto eleva la complejidad de contabilizar el consumo de música a nivel multi-territorial para las sociedades de gestión que están limitadas por ley para operar en un solo territorio. 

A la hora de encontrar los ganadores y perdedores en esta vertiginosa migración del consumidor al entorno digital ocurrida en lo que va del siglo XXI, es claro que los transportadores de contenidos de libre acceso como Facebook o Youtube, o los de suscripción como Spotify y Deezer, son los beneficiarios de esta nueva modalidad, mientras que en la parte más frágil de la cadena de valor digital está el autor de contenidos, como bien lo anotó el experto brasileño Rafael Mello. 

Se hace indispensable el rediseño de los tratados internacionales del derecho de autor para atender la masiva circulación actual de contenidos.

 

  • Publicado en Opinion

El riesgo (real) de Meade

Algo muy bueno hay que decir del presidente Enrique Peña Nieto: desde la victoria del PRI en la gubernatura del Estado de México, reposicionó a su partido como un contendiente real para las elecciones presidenciales de 2018. Esto, sin embargo, en el imaginario de la clase empresarial y la prensa política, porque entre el resto del electorado el PRI y su precandidato, José Antonio Meade, bañados por el confeti vertido sobre la escena pública, adornando la coreografía excelsa que hizo Peña Nieto para sacar como abanderado del partido en el poder a quien deseaba, sin necesidad de cesárea, sigue donde estaba antes de toda la parafernalia litúrgica tricolor: en tercer lugar de las preferencias electorales por partido, con el rival a vencer, Andrés Manuel López Obrador superando Meade dos a uno, y con la mayoría de los ciudadanos que dicen que por el PRI jamás votarían.

El periódico El Universal, que el miércoles publicó la última encuesta de Buendía y Laredo, donde reflejaba que el llamado bound convention, que es la burbuja que sube cuando se nomina a un candidato o candidata, no había dado los resultados obtenidos, publicó el jueves el antídoto del PRI. Según un informe del equipo de Meade que citó, la tendencia en el voto, en una combinación –cuya fórmula no menciona ni explica el periódico– de conocimiento de nombre y porcentaje de voto actual, le va a permitir al precandidato del PRI superar a López Obrador en la elección presidencial. La medición demoscópica vis-à-vis a la interpretación de la misma en la primera plana de uno de los diarios de mayor impacto en el país, sólo llevan a la confusión. Pero después de todo, de eso se trata. La pregunta es si a río revuelto, la ganancia será del pescador que gane la opinión pública.

La respuesta inmediata es que no será así. Un análisis cuantitativo que realizó la edición impresa de Eje Central de los 35 últimos años de comportamiento electoral del PRI, refleja que el desgaste de décadas de gobierno del PRI ha cobrado su cuota. En 1985, a la mitad del sexenio del presidente Miguel de la Madrid, cuando se dio el cese masivo de decenas de miles de burócratas, el PRI gobernaba a 11 millones 575 mexicanos, que representaban a 64.8 por ciento de los electores. En 2015, a mitad del sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, el PRI gobernaba a 11 millones 683 mil mexicanos, pero que ante el crecimiento poblacional representaban a 30.6 por ciento del padrón electoral. Aún con un PRI hegemónico, el partido en el poder fue perdiendo votación nacional: gobernó a 50.3 por ciento en 1988, y seis años después, en el turbulento 1994, había bajado a 48.6 por ciento. Pero además, ahí comenzó su caída de casi 45 grados.

En 2000 perdió la elección presidencial y se repitió la derrota en 2006, cuando el candidato presidencial, Roberto Madrazo, tiró al mínimo histórico la votación tricolor: 22.2 por ciento del electorado, que representaban a nueve millones 301 mil mexicanos. Recuperaron el poder en 2012, cuando Peña Nieto alcanzó 29.8 por ciento de la votación, con 14 millones 409 mil votos. La estabilidad entre 2012 y 2015 en número de votos no corresponde con la pérdida de estados con alta densidad de población. Actualmente, en los seis estados donde se concentra poco más de 50 por ciento de los electores, sólo gobierna en el Estado de México y Jalisco, donde todas las mediciones electorales indican que Movimiento Ciudadano ganará la gubernatura. De esas seis entidades, en cinco habrá elecciones concurrentes para gobernador, y la tendencia de voto es que en todas irán contra el PRI. Vistos los números de manera muy fría, los momios no favorecen a Meade.

Hay un factor adicional que tampoco se puede soslayar: la cohesión del partido en torno a su candidato. En 2000 fue un diferendo dentro de la campaña presidencial de Francisco Labastida lo que hizo perder una ventaja de 20 puntos sobre Vicente Fox al arrancar el proceso. En 2006 se dio la ruptura del partido cuando Roberto Madrazo construyó desde la dirigencia su candidatura y provocó la traición de los gobernadores. En 2012 no hubo ese rompimiento porque pese a una chicanada en el manejo de la convocatoria para el registro de la candidatura presidencial para hacer de lado a Manlio Fabio Beltrones, el entonces senador reclamó y se enfrentó al líder nacional del PRI, Humberto Moreira, pero respaldó a quien había beneficiado, Peña Nieto. La diferencia entre todas aquellas candidaturas y la de Meade es una, grande y profunda: todos ellos eran priistas; el actual precandidato es apartidista.

En este mismo espacio se describió el jueves cómo un nuevo grupo de poder se había incrustado en el corazón político de Peña Nieto, que perfilaba una lucha soterrada dentro del PRI en contra de esta nueva generación de políticos que buscaba hacerse del poder con la bandera tricolor. En 1988 se dio un fenómeno parecido con el arribo de Carlos Salinas a la presidencia, que generó la reacción del viejo PRI, que definió como la nomenklatura, que emergió en el fatídico 1994. El grupo compacto de Salinas se fracturó y Ernesto Zedillo, que nunca apoyó la campaña de Labastida, entregó la banda presidencial a Fox. La candidatura de Salinas rompió los equilibrios dentro del PRI, que nunca acabaron de restablecerse. Con Meade hay un déjà vu, con la creencia de Peña Nieto de que no habrá traiciones dentro del PRI contra su candidato, ni lucharán para que la derrota de él sea también la del presidente.

  • Publicado en Politica

CAFÉ PARA TODOS

* LAS FUERZAS ARMADAS MEXICANAS, LA ÚNICA GARANTÍA PARA MANTENER A RAYA A LOS ENEMIGOS DE MÉXICO

* EN CHIAPAS MUCHOS ASPIRAN A SUCEDER A MANUEL VELASCO EL AÑO PRÓXIMO. LA VISITA DE AMLO, AVIVA EL ESCENARIO

Las Fuerzas Armadas mexicanas están bajo ataque y no precisamente de las bandas del crimen organizado, sino de ciertos sectores que se oponen a que se regule su actuación en la llamada Ley de Seguridad Interior que se dispone a discutir el Congreso.

Sin embargo, no se dan cuenta que el Ejército y la Marina -las instituciones más sólidas y profesionales con las que cuenta el país-, son de los pocos baluartes que nos quedan para hacerle frente a los verdaderos enemigos de México, que son los cárteles de las drogas y la delincuencia organizada.

Ante la inexistencia de cuerpos de policía preparados para combatir a estos criminales -quienes se han convertido en el gran azote de los mexicanos-, los militares han realizado tareas heroicas para mantener a raya a los delincuentes que utilizan armas que superan en calibre y potencia a las que utilizan comúnmente los cuerpos policiacos del país.

Desafortunadamente, en lugar de respaldar su actuación, existen grupos que se dedican a denostarlos, descalificarlos, minimizarlos y a atacarlos, lo que sin duda contribuye a desmoralizar a las tropas que exponen su vida y enfrentan condiciones difíciles para limitar el poder de las organizaciones criminales.

En ese contexto se inscriben precisamente  las críticas formuladas por Andrés Manuel López Obrador, quien cuestionó duramente la reciente ofensiva de la Marina en Tepic, Nayarit, contra miembros de una organización criminal.

El presidente de Morena, Andrés Manuel López Obrador, alzó la voz para protestar por esta situación y dijo que varios de los muertos “eran menores de edad”, lo que a la postre resultó falso, pero que tampoco no significa que por su condición no estén al servicio de los Cárteles.

AMLO LUCHA HOY POR LOS DERECHOS HUMANOS DE LOS DELINCUENTES

López Obrador insiste en su maniqueista tesis de que el narcotráfico y la violencia, son un subproducto de la pobreza, la desigualdad o de “la mafia del poder”. Lo curioso es que, en busca de votos, el candidato de la supuesta izquierda ahora se preocupa por los derechos humanos de los delincuentes, un tema que antes estaba muy fuera de su radar.

Como sea, López Obrador está poniendo su granito de arena en las críticas orquestadas contra las Fuerzas Armadas, lo que de antemano le generará problemas internos en caso de llegar a la presidencia, porque necesitará del apoyo de los militares.

A la percepción de que los militares han incurrido en abusos contra los derechos humanos, contribuyen datos de que efectivamente en algunas ocasiones se han producido situaciones poco claras, en cuanto a los delincuentes muertos en combate.

Sin embargo, el fondo del problema deriva de que el ex presidente Felipe Calderón metió con calzador a las Fuerzas Armadas en la lucha contra el crimen, sin ponerse a pensar primero en las consecuencias que ello traería.

Es necesario aclarar es que en un país donde el 97 por ciento de los delitos no son castigados -es decir, donde hay un altísimo índice de impunidad-, surgen este tipo de excesos, porque algunos militares quizá en el fondo se pregunten qué sentido desgastarse y exponer la vida para detener a un delincuente que luego obtiene la libertad fácilmente, engrasando la maquinaria judicial a golpe de billetes.

Sin embargo, el asunto es que con este tipo de señalamientos simplistas sólo se favorece a los detractores de la participación de la fuerzas armadas en el combate a la delincuencia, los “bad hombres”, para usar la terminología de Donald Trump.

De ahí que resulte justificada la defensa que hizo el presidente Enrique Peña, el pasado domingo en Puebla, al señalar que no son admisibles las descalificaciones sin sustento en contra de las Fuerzas Armadas, las cuales si algo han demostrado, es su total y permanente compromiso con México y los mexicanos en su conjunto.

El mismo general Salvador Cienfuegos mencionó que la Ley de Seguridad Interior que se discute actualmente en el Congreso no es una legislación “a modo” y se debe establecer la responsabilidad de cada gobierno en la lucha contra el crimen. Por lo tanto, manifestó claramente que de ninguna manera se pretende militarizar la seguridad pública.

Por ello se espera que al discutir esta reforma, los legisladores actúen con la cabeza fría para no darle alas a los detractores del Ejército y la Marina, quienes –aunque lo dude López Obrador-, son quienes más se exponen para que el país todavía viva en paz.

GRANOS DE CAFÉ

La gira de Andrés Manuel López Obrador, dirigente nacional de Morena,  por Chiapas el domingo pasado, generó una gran expectativa y movió a los analistas y a actores políticos locales a plantear diversos escenarios y a formular algunas especulaciones.

Se ha comenzado a visualizar por ejemplo que el propio político tabasqueño podría ser uno de los factores reales de poder que influiría en la integración de la coalición de partidos que inclinará la balanza hacia el hombre que relevará al gobernador Manuel Velasco Coello en el 2018, pues el panorama se ha complicado ante la aparición de varios aspirantes y el ganador aparentemente tendría que contar con el respaldo de AMLO, ya que no queda ninguna duda de que Morena integrará ese abanico de organizaciones.

Entre las sorpresas surgidas durante el reciente periplo de López Obrador, figura la aparición pública -y políticamente incorrecta-, de Rutilio Escandón Cardona, magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia   del estado, quien al igual que Plácido Morales Vázquez, ex jefe de asesores del gobernador, intentaron atraer la atención de López Obrador, aunque no fueron los únicos que incurrieron en esta ofuscación política, pues lo mismo hizo Zoé, el hijo del ex gobernador Eduardo Robledo Rincón.

Durante el multitudinario mitin en Tuxtla Gutiérrez -que hizo recordar los dinosáuricos acarreos a los que por décadas nos acostumbró el PRI-, estos personajes bien conocidos en Chiapas por sus buenas o malas acciones, intentaron cortejar a López Obrador mostrándose ante él como las mejores cartas para el relevo del gobierno local.

El líder de Morena, sin embargo, evitó caer en este juego de vanidades y no dejó de advertir las desavenencias que cruzan a los distintos grupos a los que están vinculados.

Morena sin embargo podría descartar a cualquiera de estos personajes para impulsar a Enrique Gurría -dirigente estatal de la organización en la entidad-, quien, llegado el caso pudiese abanderar la candidatura de este partido de muy reciente cuño.

No obstante, en Chiapas la elección del próximo gobernador necesariamente pasará por los acuerdos que tanto el PRI, el Verde Ecologista, el PRD y el PAN tomen en los próximos meses, con candidatos propios o ajenos, según concuerdan los analistas.

De hecho, en el PRI se mencionan a tres figuras locales que podrían encabezar la candidatura tricolor a la magistratura estatal.

El primero de ellos es, indiscutiblemente,  José Antonio Aguilar Bodega, secretario del Campo en la actual administración de Velasco Coello, quien está precedido por un vasto currículum partidista y muchos sectores de la militancia, quien contendió ya a la gubernatura en la desigual contienda en la que resultó ganador Juan Sabines Guerrero, actual cónsul de México en Miami.

También se prevé en este escenario que Roberto Albores Gleason -actual senador por Chiapas-, tendría la oportunidad de disputar la candidatura del PRI, aunque muchos estiman que el verdadero “caballo negro” que podría obtener la preferencia del electorado y del voto duro del PRI en la entidad, es Roberto Domínguez Castellanos, ex rector de la UNICACH y actual secretario de Educación.

De este último se habla que posee una indiscutible sensibilidad para enfrentar la problemática actual en Chiapas y se ponderan su gran capacidad y habilidad negociadoras, pero también la firmeza de su actuación política cuando han sido necesarias, por lo que sus panegiristas y detractores aseguran que a la hora de la hora no se anda con medias tintas.

En este contexto, incluso se tienen contempladas hipotéticas alianzas del PRI como la que podría surgir con el Verde Ecologista, si así lo plantea el propio gobernador Manuel Velasco Coello, quien podría inclinarse por dar su visto bueno al senador Luis Armando Melgar, cuyo mayor activo hasta este momento es su credibilidad, bajo el postulado de menos política y más administración y transparencia.

Hasta el momento, de acuerdo a los analistas, Luis Armando Melgar encabezaría la larga nómina de personalidades de la política chiapaneca que han expresado su intención de suceder al gobernador, y no poseen, ni se ha inventado trayectorias merced a sus apellidos de alcurnia como pudieran ser los casos del propio Zoe Robledo y del mismo Roberto Albores.

Y como ya se ha demostrado hasta la saciedad que pertenecer o encabezar las preferencias en un partido no es garantía de triunfo -y son ahora las personas y no los partidos quienes favorecen o no con su voto-, Melgar pudiera ser quien aglutinara las voluntades e intenciones de los principales actores políticos del estado, si este fuese el caso.

La gran incógnita se presenta en el caso del PRD y del propio PAN pues auguran que podría construirse una posible alianza a través de Francisco Rojas, a quien se asegura apoyará el ex gobernador Pablo Salazar Mendiguchía, si es que él no se define finalmente por impulsar a su amigo Rubén Velázquez, ex secretario de Gobierno y ex senador.

Sin embargo, al interior del PRD no habrá que perder de vista también al diputado federal Diego Valera – ex verde-ecologista, quien recientemente pasó a integrar las filas del PRD, el partido de sus orígenes-, y quien, pese a lo que se diga en los corrillos políticos, cuenta con el afecto del gobernador Velasco Coello.

El legislador pudiera también dar la sorpresa al buscar contender bajo las siglas PAN-PRD, aunque está plenamente consciente de que aún tiene mucho tiempo y espacio político por delante.

No obstante será hasta el próximo junio cuando se definirá el camino del PRD chiapaneco y se lleve a cabo el relevo institucional, donde el perfil y el carisma del joven legislador pudiera imponerse ante el obvio desgaste de la  actual dirigencia que encabeza César Espinoza, quien es respaldado por el dirigente del Congreso local, Eduardo Ramírez, del Verde Ecologista.

Cabe hacer notar que el caso de Eduardo Ramírez es significativo, porque para nadie es un secreto que ha hecho una gran labor para aglutinar y galvanizar a diversas fuerzas políticas en todo el estado, y se le considera con los méritos suficientes para ser el aspirante que logre el aval no sólo del Partido Verde, sino también del PRD e inclusive del PAN.

No obstante, muchos consideran que su máxima aspiración es lograr el beneplácito de Andrés Manuel López Obrador, con lo cual, aparentemente, tendría en la bolsa la candidatura y quizá la gubernatura.

Sin embargo, aún falta un largo trecho por recorrer y habrá que recordar que finalmente el escenario nacional necesariamente repercutirá en el ámbito local.

De ahí que ninguno de los posibles aspirantes podría presumir de tener asegurada la candidatura y mucho menos el triunfo en la bolsa…Sus comentarios envíelos al correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  • Publicado en Opinion

¿Cuánto es lo mínimo para mantener a una familia mexicana?

Para cubrir las necesidades básicas en México, una familia promedio (cuatro miembros) que vive en una zona urbana debe contar por lo menos con un ingreso mensual de 11 mil 146 pesos, es decir, 4.62 salarios mínimos.

Con esos recursos se puede comprar la canasta alimentaria y no alimentaria y la línea de bienestar mínimo que elabora el Coneval.

Ayer, EL UNIVERSAL dio a conocer que 24.4 millones de personas ganaron menos de 5 mil pesos al mes al cierre del año pasado.

Esta cifra revela que muchos de los trabajadores del país no ganan lo suficiente para cubrir los mínimos indispensables que reconoce el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

De acuerdo con la institución, el costo de la canasta alimentaria (línea de bienestar mínimo) tiene un costo de mil 371.66 pesos.

En la dieta de esa canasta se incluyen alimentos como la carne de cerdo, carnes procesadas, pollo, pescados frescos, leche, quesos, derivados de la leche, huevos, aceites, tubérculos crudos o frescos, verduras y legumbres frescas, leguminosas, frutas frescas, azúcares y mieles, alimentos preparados para consumir en casa y bebidas no alcohólicas.

El Coneval calcula que la canasta básica no alimentaria tiene un costo de mil 414.79 pesos.

Aquí se incluyen los gastos por transporte público, limpieza y cuidados de la casa, cuidados personales, educación, cultura, recreación, comunicaciones y servicios para vehículos, vivienda y servicios de conservación, prendas de vestir, calzado y accesorios, cristalería, blancos y utensilios domésticos, cuidados de la salud, enseres domésticos y mantenimiento de la vivienda y artículos de esparcimiento, especialmente.

En conjunto, ambas canastas arrojan un costo de 2 mil 786.45 pesos por persona. Si consideramos que un hogar está compuesto por cuatro integrantes (cifras del Inegi), el valor del bienestar mínimo de ese hogar debe ser de 11 mil 140 pesos mensuales.

Las familias que se encuentren por debajo de este nivel de ingreso se puede considerar que se encuentran en situación de pobreza. De acuerdo con los cálculos más recientes del Coneval, 46% de la población se encontraba en pobreza en 2014.

  • Publicado en Opinion

CAFÉ PARA TODOS

* EL FRACASO DE LA MARCHA ANTI TRUMP. LOS MEXICANOS ENREDADOS EN LUCHAS MEZQUINAS, MANIQUEÍSMOS IDEOLÓGICOS Y DISPUTAS ALDEANAS

* EL GOLPE DE TIMÓN DE MIGUEL ÁNGEL MANCERA PARA ECHAR DEL GABINETE AL DESLEAL MIGUEL TURRUCO MARQUÉS

Las buenas causas a veces pueden irse por la borda cuando quienes las convocan son objeto de la maledicencia de quienes tratan de desvirtuarlas. Este fue el caso de las marchas convocadas para protestar contra Donald Trump.

Desde los días previos a la demostración, en la que se pretendía mostrar el sentimiento de repudio hacia el nuevo presidente de Estados Unidos y la firmeza con que sabemos responder a las provocaciones y a las ofensas de que hemos sido objeto desde su postulación, comenzaron a surgir las divergencias.

Algunos de los organizadores querían convertir la jornada en una demostración de unidad monolítica de los mexicanos frente a la agresión externa, a la ofensiva xenófoba  y los embates racistas y vergonzantes de que hemos sido blanco.

Otros en cambio, pretendían que se protestara contra Trump pero al mismo tiempo también contra el presidente Enrique Peña Nieto, para que el repudio al jefe de la Casa Blanca no se interpretara como un apoyo circunstancial a favor del mandatario mexicano.

Sin embargo, la politiquería y la demagogia de algunos grupos dictatoriales de seudoizquierda -que creen que tienen el monopolio de las protestas- hicieron naufragar la movilización, de tal manera que cuando se creía que podría haber convocado a más de un millón de personas, apenas asistieron unas decenas de miles (22 mil según la policía capitalina).

De forma maniqueísta, algunos intentaron desvirtuarla, asegurando que se trataba de una manifestación de “pirrurris” de la derecha, cuando en realidad la convocatoria era lo más amplia posible y en su organización habían convergido diversas organizaciones no gubernamentales.

Por lo tanto, resultó un espectáculo lamentable que Isabel Miranda de Wallace -de la organización Alto al Secuestro-, marchara en forma paralela desde el Ángel hasta el Zócalo, mientras que otros grupos como “Vibra México” lo hicieran desde el Auditorio Nacional hasta la columna de la Independencia.

Pero fue realmente más bochornoso el que una activista que se ha ganado el respeto entre algunos sectores -y que vivió en carne propia el drama del secuestro y muerte de su hijo-, fuese blanco de un grupo de intolerantes.

Algunos le gritaron “¡fuera, fuera!”, la llamaron “asesina” y estuvieron a punto de agredirla.

UN TRATO INDIGNO CONTRA ISABEL MIRANDA DE WALLLACE

Quizá si se hubiese tratado de “la compañera” Rosario Ibarra de Piedra que ha navegado con estatus de “progre” por más de medio siglo, no hubiesen actuado de la misma manera.

Aún cuando muchos cuestionaron que la activista Isabel Miranda de Wallace promoviera la marcha Mexicanos Unidos para supuestamente respaldar las acciones del presidente Enrique Peña Nieto ante las acciones del gobierno de EU, no es justo que se le diera ese trato deleznable y se le marginara.

Al final, ella sólo logró reunir a mil 500 personas, pero sinceramente no tenía que ser objeto de vituperios.

Miranda de Wallace tuvo que ser escoltada por la policía e inclusive denunció haber recibido amenazas de muerte por sus divergencias con María Elena Medina Mora, presidenta de Causa en Común y organizadora de la marcha Vibra México.

“Ya tiene precio tu cabeza”, decía uno de los mensajes que difundió Miranda de Wallace, a quien se le “sugirió” de esta manera no acudir a la marcha, según publicaron algunos medios.

En cambio, “Vibra México” logró reunir unos 18 a 20 mil manifestantes, que tampoco fue una cifra que inquiete a nadie.

Esa es la parte más censurable de las marchas, porque la idea central de algunos de sus promotores -entre ellos figuras respetables como los historiadores Héctor Aguilar Camín y Enrique Krauze y el rector de la UNAM Enrique Graue-, era que los mexicanos sumaran fuerzas.

Pero en vista de los resultados, Trump debe estarse carcajeando todavía desde la Sala Oval al ver los informes de  que apenas unos cuantos decidieron marchar.

Resulta absurdo que en el país de las manifestaciones -donde todos los días hay grupos de todos los tamaños con pancartas y lanzando consignas, bloqueando calles y dando muestras de imaginación para repudiar hasta las cosas más triviales o estúpidas-, hayan olvidado el principio básico de toda manifestación y es que ésta debe enfocarse en un solo tema.

Lo que no es conveniente ni recomendable y mucho menos útil, pero especialmente resulta estúpido y totalmente absurdo, es manifestarse al mismo tiempo contra Donald Trump y también contra Peña Nieto.

¿Cómo podemos mostrar un frente unido para demostrarle a Trump la indignación por las ofensas que hemos sido víctimas, si al mismo tiempo le restamos autoridad al único hombre que -nos guste o no-, todavía nos representa, porque fue electo de acuerdo al precepto constitucional vigente y a quien no podemos remover del cargo más que a través de mecanismos institucionales?

Ahí es cuando se llega a la conclusión de que cada ciudadano tiene el país que se merece, porque con este tipo de actitudes -con esta inclinación hacia el conflicto, la revancha, el cobro de cuentas y hacia la politiquería-, nunca se podrá llegar muy lejos.

De ahí que es deplorable que la primera manifestación que se organiza en México contra Trump haya resultado un absoluto fracaso y es más patético su resultado, frente a la multitudinaria marcha de protesta de las mujeres en Washington, convocada al día siguiente de su toma de posesión.

La lección que nos deja este tipo de hechos, es que los mexicanos haríamos bien en postergar nuestras divergencias políticas en aras de un frente común, frente a la amenaza del exterior.

Hay un tiempo para cada suceso. El domingo pasado era tiempo de protestar en una sola voz contra la política de Donald Trump; de hacerle llegar la voz de México y que este eco se multiplicara a través de los medios electrónicos, el Internet, la prensa y las agencias de noticias extranjeras.

Lástima que egoístamente sigamos enredados en disputas mezquinas y maniqueísmos ideológicos retardatarios, odios de vecindad y disputas aldeanas. No quiero ni imaginar qué pasará el año próximo.

GRANOS DE CAFÉ

Al echar de su gabinete a Miguel Torruco Marqués, secretario de Turismo de la Ciudad de México, por fin Miguel Ángel Mancera dio muestras de autoridad. Esto representa un golpe de timón contra los infiltrados de Andrés Manuel López Obrador.

Así, de un solo plumazo borró la “sana distancia” que desde hace un lustro mantenía con el dueño de Morena.

El Jefe de Gobierno capitalino se sacudió de uno de los activistas de la causa del dueño de Morena, no sólo por desleal -condición que ha caracterizado la trayectoria del  turistero desde mucho antes de acceder a la política-, sino por irresponsable al compartir su tiempo con actividades proselitistas a favor de López Obrador.

El mismo Miguel Ángel Mancera Espinosa, habría declarado al periódico “El Universal”, que la ciudad requiere funcionarios de tiempo completo y no de personas que la mitad de su tiempo la dediquen a realizar cosas que no están dentro de su función”.

Este acto de gobierno, es al mismo tiempo un principio de legítima autoridad, lo que reivindica el doctorado en Derecho que ostenta el gobernante capitalino y que tanta falta ha hecho en su administración en momentos decisivos para contener la criminalidad que nos asola un día sí y otro también y de la cual dan cuenta las redes sociales que captan arteros e impunes asaltos y agresiones a los capitalinos.

Naturalmente el posicionamiento de Miguel Torruco -consuegro del multimillonario Carlos Slim-, tuvo lugar a través de un Twit, ya que ni siquiera tuvo los pantalones para informarlo a los medios.

En su cuenta, el también hotelero plasmó un escueto mensaje:

“Hoy –domingo 12- a las 13.00 horas presenté mi renuncia como secretario de Turismo de la Ciudad de México. Decidí renunciar como Secretario de Turismo CDMX para incorporarme al equipo de asesores de @lopezobrador_ #AMLO”.

Como era de esperarse, su nuevo jefe no desaprovechó la oportunidad de hacer campaña, y también al estilo Trump“ recriminó a Mancera, en su cuenta de twiter, el “artero” despido de su asesor en temas turísticos.

Claro, no podía esperarse otra reacción de quien ya está acostumbrado a vivir del erario público…Sus comentarios envíelos al correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  • Publicado en Opinion

CAFÉ PARA TODOS

* EL GASOLINAZO, EL PROLEGÓMENO DE LO QUE SE AVECINA. LAS CAMPANAS COMIENZAN A LLAMAR A DUELO

* EL ANUNCIO DE FORD SOBRE CANCELAR INVERSIÓN EN MÉXICO, UN ADELANTO DE LA POLÍTICA COMERCIAL DE DONALD TRUMP

El denominado coloquialmente “gasolinazo” -que elevó los precios de los combustibles del 16 al 24 por ciento a partir del 1 de enero-, es una medida histórica que sin duda para gran parte de los mexicanos representa un artero golpe al bolsillo de los consumidores y una vileza por parte de un gobierno que prometió bajar las tarifas de los energéticos.

A ese aumento se suman también un 10 por ciento, aproximadamente, del gas doméstico o “LP” (licuado de petróleo) y el de la electricidad, lo que significa que los mexicanos estaremos pagando cuentas mucho más altas y que nuestro presupuesto se hará polvo.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) anunció que las tarifas para el sector industrial aumentan entre 3.7 y 4.5 por ciento. Para el comercial entre 2.6 por ciento y 3.5 y de uso doméstico de alto consumo (tarifa DAC) se eleva 2.6 por ciento, dependiendo de la zona geográfica.

Respecto al precio del gas LP -el cual fue liberalizado desde el pasado 1 de enero-, este será ajustado de acuerdo a la región de que se trate. En aquellas zonas muy distantes de la infraestructura de producción, el precio por kilo oscilará entre 12.93 y 13.64 pesos.

Además, al liberalizarse el mercado del gas LP, se elimina el subsidio del 10 por ciento que recibía, lo que implica un incremento real del 10 más el alza que se estableció por región.

Por cuanto al gas natural la Secretaría de Economía reportó que se ubicó en 3.327 el metro cúbico, contra 3.724 del 30 de diciembre pasado

La decisión del gobierno de aumentar en tal proporción los precios de los energéticos básicos no es del todo sorpresiva, porque ya había adelantado desde hace varias semanas lo que se haría y ello era ya del conocimiento de los partidos políticos de oposición, que hoy se rasgan las vestiduras y se declaran “sorprendidos” por la impopular medida.

Quizá se deba a que en diciembre se la pasaron en celebraciones o en viajes por Europa con cargo al erario y su euforia decembrina les impidió vislumbrar en toda su crudeza el hachazo que se nos venía encima.

De manera que cuando los dirigentes partidistas afirman que tratarán de reducir desde el Congreso el pesado impuesto que hace más elevado el incremento, lo único que hacen es justificar su pasividad y lavarse las manos.

Y tal como era de esperarse, el incremento en el precio de los energéticos, provocó la natural furia de la gente, que comenzó a movilizarse a través de las redes sociales.

Aunque algunos dirán que son sólo un puñado de personas de los que salieron el domingo a las calles -para protestar en el Ángel de la Independencia o este lunes y martes a bloquear decenas de gasolineras, carreteras y calles de varias ciudades del país-, en sí las acciones representan actos de oposición ciudadana a los que el gobierno no debe restarle importancia, pues la ola de manifestaciones amenaza con extenderse en los próximos días.

Quizá muchos mexicanos estén molestos, porque a veces los bloqueos en las carreteras, como el ocurrido anoche en la autopista México-Querétaro dejó varadas a miles de personas que retornaban a la capital del país, luego de pasar sus vacaciones de fin de año, pero hay que entender que la molestia ha alcanzado también nivel nacional.

Algunas gasolineras fueron “tomadas” y sobre las bombas fueron colocados sellos de protesta de “No al gasolinazo” y “Fuera Peña”.

Otras protestas ocurrieron en Zihuatanejo, Guerrero, donde los gremios de taxistas se movilizaron para bloquear cuatro gasolineras. En Coahuila, Jalisco, Puebla, Chiapas y Oaxaca, también hubo actos de protesta, que seguramente habrán de repetirse en los próximos días.

Para marzo próximo, está previsto que inicie el calendario de liberación de precios del energético comenzando por 2 estados del norte del país, hasta extenderse gradualmente para llegar a la capital y otros estados de la zona centro-sur en noviembre.

Realmente no se explica bien el esquema de precios establecido por la Secretaría de Hacienda -que incluye 90 diferentes tarifas dependientes de los costos del transporte de combustible y de la lejanía de los centros de distribución-, aunque el 40 por ciento del precio por litro corresponde a impuestos.

LA GASOLINA MÁS CARA EN MÉXICO, QUE EN OTROS PAÍSES; EL AUMENTO SÓLO BENEFICIA A LÓPEZ OBRADOR

Actualmente. la gasolina en México se cotiza por encima de los precios que rigen en Estados Unidos, Rusia, Venezuela e Irak.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI), según analistas, podría ser el gran perdedor por la medida, al pavimentar el camino a la victoria de la oposición en las elecciones de este año en el Estado de México, el más poblado del país.

Lo peor es que parece que el líder del PRI, Enrique Ochoa Reza, está ciego o no entiende el justo reclamo de los mexicanos. Sólo así se explica que haya emitido un comunicado que resulta a la vez absurdo y contradictorio.

Luego de acudir a la toma de protesta de Marco Mena, nuevo gobernador de Tlaxcala, Ochoa Reza señaló:

“Nos solidarizamos profundamente con todas las mexicanas y los mexicanos ante este escenario responsable del gobierno de la República donde se reconoce el precio real de los combustibles en nuestro país”, y agregó que con las anteriores tarifas el gobierno tenía que gastar subsidios por unos 200 mil millones de pesos anuales para mantener precios artificiales.

Por ello, ni duda cabe que por esta impopular medida, tanto el probable candidato presidencial del PRI Miguel Ángel Osorio Chong, al igual que José Antonio Meade, titular de Hacienda y Crédito Público -a quien se ha visto muy movido últimamente intentando figurar en las encuestas-, serán los más perjudicados.

En cambio, el aumento en las gasolinas beneficia directamente a Andrés Manuel López Obrador, quien ya ha anticipado que si es electo decretará una reducción en los precios, aunque ante el desastroso panorama económico internacional, no ha dicho de qué manera logrará su propósito.

Total, si gana la elección el año próximo, luego podrá desdecirse, como lo hizo recientemente Jaime Rodríguez Calderón, el fariseo y mal llamado “Bronco”, gobernador de Nuevo León, quien había prometido eliminar el pago de la tenencia y al final decidió no hacerlo, al grito de “háganle como quieran”.

Como ya lo acostumbraron los pillos metidos a políticos, aseguró que desconocía las condiciones financieras en las que se hallaba Nuevo León y de manera cínica les dijo que “¡no la jodan, paguen sus impuestos! Si pagan sus impuestos podremos hacer mejores cosas, yo no vengo a darles atole con el dedo, yo vengo a decirles la verdad”.

Y como todo merolico de feria, que hace gala de sus artes de embaucador, Rodríguez Calderón se deslindó del problema asegurando que “este impuesto no lo inventé yo y asumo la responsabilidad completa, asumo el riesgo político”, explicó temerario. Y cómo no, ¿quién le va a  obligar a que cumpla sus promesas? Nadie.

Así de parecido será seguramente el planteamiento de quien a través de Morena quiere gobernar México, a menos que quiera volver a las etapas más oscuras del priismo del cual fue parte. La culpa de todo serán los que lo antecedieron y obviamente  “la mafia del poder”.

La ex primera dama, Margarita Zavala, del Partido Acción Nacional (PAN), no se podría beneficiar con esta medida, pues fue su propio marido Felipe Calderón Hinojosa, quien dio inicio al aumento mensual de los precios de las gasolinas.

Ahora, en términos realistas, desde el punto de vista estrictamente económico, quizá para muchos expertos el aumentar y liberar los precios de la gasolina era indispensable, por cuanto ya no era sostenible el creciente subsidio derivado de la importación de los combustibles, pero tal vez éste no fue el mejor momento.

Conviene recordar el consejo de ese gran ideólogo del sistema político mexicano, don Jesús Reyes Heroles, quien decía que no es conveniente despertar al México bronco.

Quizá algunos debieran recordar también que fue precisamente por un incremento de los precios de la gasolina por el que se dio el llamado “Caracazo”, ocurrido a fines de febrero de 1989 -cuando gobernaba el entonces presidente Carlos Andrés Pérez-, que culminó con enfrentamientos que causaron muchos muertos entre población civil y la policía y centenares de desaparecidos.

Probablemente si Peña Nieto creía que la situación ya era insostenible para las finanzas públicas, podría haber programado aumentos graduales del 2 por ciento mensual, pero algún genio le susurró al oído que hacerlo de golpe era mejor para que cuando tuvieran lugar las elecciones, ya todo el mundo se hubiera olvidado de este duro golpe al bolsillo de los mexicanos.

Sin embargo, tampoco hay que descartarlo, dado que los mexicanos tenemos memoria corta para muchas cosas, menos para las fechas sagradas de los vivales de la mal llamada “izquierda” que por décadas han medrado sobre los despojos mortuorios de sus supuestos adalides y usufructuado el poder para mitigar sus insaciables apetitos.

Lo cierto, es que cuando tengan lugar las próximas votaciones -sobre todo las que se efectuarán en el Estado de México y otras entidades, pero más que nada en la presidencial de 2018-, muchos se acordarán del gobierno de Enrique Peña y del PRI, por el rudo golpe con los precios de los energéticos.

Hay que recordar que el incremento de un 50 por ciento el impuesto al valor agregado (del 10 al 15), en 1995, sin duda influyó para que el PRI perdiera la mayoría en el Congreso en 1997 y luego las presidenciales del 2000 ante Vicente Fox.

“Nos veremos las caras en las votaciones de julio del año próximo” parece ya oírse a la distancia. Entonces las campanas comenzarán a llamar a duelo.

GRANOS DE CAFÉ

Muchos esperaban que las amenazas de Donald Trump empezaran a materializarse hasta después de su toma de posesión que tendrá lugar el próximo 20 de enero. Sin embargo, este martes puede considerarse que dio un pequeño adelanto del impacto que tendrán sus políticas sobre México.

El anuncio de la firma automotriz estadounidense Ford sobre la cancelación de un plan para construir una nueva planta de mil 600 millones de dólares en San Luis Potosí no puede interpretarse de otra forma.

La decisión de Ford es claramente una medida adoptada bajo la dura presión del futuro mandatario, lo que demuestra que la presidencia de Estados Unidos, aún cuando todavía no se ejerza, de hecho representa un inmenso poder.

Ford tenía planes para destinar mil 300 millones en la ampliación de su fábrica de motores en Chihuahua, en la que esperaba producir dos nuevos tipos de equipos diesel.

Asimismo, instalaría una planta de transmisiones mediante una inversión de unos mil 200 millones de dólares en Guanajuato, en alianza con la alemana Getrag, pero ahora se teme que estas otras 2 inversiones también sean canceladas.

Como se esperaba, el peso mexicano sufrió de inmediato las consecuencias y cayó hasta cerrar con un nuevo mínimo histórico, luego que se conoció la decisión de la Ford.

El Banco de México informó que el dólar spot, para operaciones foráneas, terminó en 21.05 unidades, superando su anterior marca histórica de 20.9475 establecida el 11 de noviembre del 2016. En total, la caída del peso fue de 31.10 centavos, equivalente a 1.5 por ciento. Al mayoreo, nuestra moneda cerró en 20.90 por dólar, contra 20.20 del cierre del lunes.

Las malas noticias llegaron desde que Trump lanzó un mensaje de Twitter en el cual adelantó que otra firma automotriz con amplia presencia en México, General Motors, sufriría represalias en impuestos si seguía sus planes de trasladar la producción de unos de sus automóviles a México.

Trump había ya amenazado desde su campaña a las compañías manufactureras que trasladaran sus plantas a México con imponerles represalias. Una de sus propuestas era que aplicará 35 por ciento de impuestos a esas empresas, lo que violaría las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), pero a estas alturas ya nadie duda que no le tiemble la mano a la hora de establecer un gravamen de esta naturaleza.

Quienes suponían que era simplemente un “bocón” y que una cosa era lo que decía y otra lo que haría hoy pueden comenzar a dudarlo. Así, su amenaza de cancelar el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLCAN), vigente desde hace 23 años, y suscrito también con Canadá, si México no acepta renegociarlo conforme a las exigencias estadounidenses, ya no parece ser una simple bravuconada. ¿Qué más vendrá? …Sus comentarios envíelos al correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  • Publicado en Opinion

CAFÉ PARA TODOS

* PEÑA ANUNCIA PLAN SOBRE DEPORTACIONES, AUNQUE TRUMP DIJO QUE SERÁN SÓLO AQUELLOS ILEGALES CON ANTECEDENTES PENALES

* OTRA VEZ TULTEPEC ES ESCENARIO DE UNA TRAGEDIA; LAS AUTORIDADES PRESUMÍAN SEGURIDAD DEL MERCADO

Por fin, después de que la oposición y los expertos formularon duras críticas al gobierno del presidente Enrique Peña Nieto y sus colaboradores -sobre todo a la canciller Claudia Ruiz Massieu, por su tardía y tibia reacción frente a la amenaza esgrimida por el futuro mandatario de Estados Unidos Donald Trump de deportar a millones de mexicanos-, se da a conocer un plan para amortiguar el impacto de esas expulsiones.

El jefe del Ejecutivo anunció el pasado domingo que se están preparando mecanismos para apoyar a los mexicanos que sean repatriados, ante la advertencia de Trump que desde el 20 de enero, comenzará la expulsión de al menos 3 millones de indocumentados, la gran mayoría quienes tengan antecedentes penales.

Peña Nieto envió un mensaje al Senado en donde le respondió a sus reproches y le dio a conocer que México dará respuesta adecuada a la inminente ofensiva anti-inmigrante. Entre otras cosas, señala que buscará “incorporar a los connacionales que puedan ser repatriados a diversos programas de apoyo en materia social y económica”.

Respecto a las deportaciones masivas, si bien no se puede controlar lo que sucederá, sí podemos decidir cómo responder, afirmó Peña, quien dijo que el gobierno mexicano actuará con sentido estratégico y siempre poniendo la defensa de los intereses del país y de los mexicanos como prioridad.

Lo malo es que las deportaciones tendrán lugar en el peor momento posible, cuando se avecina en el país una caída de los ingresos y un severo recorte público derivado del desplome de los precios del petróleo a nivel internacional, que hacen temer una recesión.

Peña señaló que, entre otras cosas, se prevé inscribir a los deportados en programas como el seguro popular y empleo temporal. Ambas acciones son loables si no fuera porque el sistema de salud ya está totalmente sobrecargado, y la excesiva demanda impide brindar un servicio eficiente a los asegurados.

En cuanto al empleo temporal, se trata de una aspirina para una enfermedad crónica, pues el apoyo puede durar unos meses, quizá un año y por supuesto que los salarios que se otorguen a los repatriados en ninguna forma se acercarán ni por asomo a los que obtenían en Estados Unidos.

COMIENZAN A LLEGAR A MÉXICO LAS CARAVANAS DE INMIGRANTES; MUCHOS YA NO VOLVERÁN A EU

Desde hace unos días comenzaron a llegar a México a través de la frontera estadounidense caravanas de migrantes que viajan al país para visitar a sus familias en fechas decembrinas, pero muchos de ellos llegaron con remolques que representan una verdadera mudanza, es decir, con la intención de no retornar ya a Estados Unidos por temor a Donald Trump.

Peña dijo que se pretende canalizar a los migrantes que lo requieran -en este caso se refiere a los que tengan antecedentes penales-, a centros comunitarios o para la atención de adicciones y víctimas de maltrato o la violencia.

En el documento remitido al Senado, Peña aseguró que en la  estrategia para brindar apoyo a los migrantes participarán las Secretarías de Salud, Trabajo, Educación, Finanzas, Desarrollo Social, Agricultura, Economía y Desarrollo Territorial.

Trump también ha advertido que renegociará o cancelará el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLCAN), vigente desde hace casi 23 años y suscrito Canadá, Estados Unidos y México, por considerar que ha perjudicado a su país propiciando la fuga de empleos.

En su informe al Senado Peña dijo que toma en serio las declaraciones de Trump contra el TLCAN, que ha triplicado el comercio entre México y Estados Unidos hasta llegar a unos 550 mil millones de dólares.

El gobierno de México está atento a la política comercial que define el presidente electo de Estados Unidos y sin duda tomamos con seriedad las declaraciones durante la campaña presidencial, y estamos listos para entablar un diálogo amplio al respecto con Estados Unidos y Canadá, afirmó.

En su mensaje Peña dijo que el gobierno se apresta a construir una nueva agenda bilateral que dé continuidad a la integración comercial con Estados Unidos iniciada hace dos décadas.

Es bueno que el gobierno mexicano ahora se preocupe por los repatriados de la era Trump, pero no lo hizo con los deportados de la era de Barack Obama, cuando fueron 2,7 millones de hispanos -la mayoría mexicanos-, quienes hoy sufren diversas penurias y no consiguen adaptarse al país donde nacieron. Para esos mexicanos no hubo ni habrá ningún respaldo, ni podrán acogerse a beneficios de ningún tipo.

El pasado fin de semana se realizó el foro “Agenda Migrante: una visión desde los connacionales”, organizado por la revista Nexos, en la cual legisladores, ex funcionarios, expertos y activistas de ambos lados de la frontera plantearon que las acciones gubernamentales deberían incluir medidas legales, tributarias y políticas.

Entre otras cosas, se propusieron apoyos para hacer más fácil la apertura de negocios y la creación de una verdadera secretaría para Migrantes, como las que ya existen en algunos estados de la República.

Por ejemplo, el excanciller Jorge G. Castañeda, propuso la creación de un impuesto especial para atender la avalancha de migrantes que regresen a México, y otros expositores pidieron el otorgamiento de facilidades para que hallen la forma de reinsertarse en el país.

Castañeda dijo que el gobierno debiera hacer un llamado a la sociedad mexicana para pagar un impuesto especial sobre todos los productos, equivalente a un punto del Impuesto al Valor Agregado (IVA) en todo el país y la inmensa mayoría lo apoyaría. “Sólo que hay que decir claramente para qué es”, afirmó.

El ex funcionario propuso poner a disposición de los 6 millones de mexicanos sin papeles en Estados Unidos y migrantes, un ejército de abogados, ventanillas, consulados móviles y todas las formas posibles de atender sus demandas y necesidades.

La ex titular del Instituto Nacional de los Mexicanos en el Exterior, Eunice Rendón, consideró que en especial hay qué pensar en qué hacer con los “Dreamers”, esos jóvenes llevados desde niños a Estados Unidos y que son el sector más vulnerable y los recursos humanos más valiosos. Ellos se encuentran plenamente identificados, por lo que su deportación sería aún más fácil”, afirmó.

También se pidió al presidente Peña y al titular de Educación Aurelio Nuño, poner en marcha un programa de “revalidación de estudios de licenciatura para los mexicanos que retornen”.

En realidad propuestas como esta sobran, pero llama particularmente la atención que investigadores del Colegio de México estimen por su parte que la llegada de los repatriados podría ser una oportunidad y no una carga, pues permitiría revertir el bono demográfico y tratar de absorber e integrar de manera eficiente a los repatriados, siempre y cuando se adopten las políticas públicas adecuadas.

El gobierno de Peña debe ser receptivo a todos estos enfoques y demandas para perfilara una sólida estrategia que permita a los repatriados iniciar una nueva etapa en su vida y no sufrir un “shock cultural”, económico y social que podría arruinar todos sus sueños. A causa de Donald Trump, quizá el sueño americano sea más difícil de alcanzar, pero no por eso hay que dejar de soñar.

GRANOS DE CAFÉ

La Secretaría de la Defensa Nacional supervisaba su funcionamiento, lo que era una suerte de certificado “ISO 9000” y algunas autoridades se referían a él como el más seguro de América Latina, pero como la terca realidad siempre desmiente los dichos -sobre todo de los políticos-, resultó que el mercado de pirotecnia de Tultepec, situado a unos 50 kilómetros al norte de México, no era tan perfecto como se pretendía.

Seis explosiones ocurridas este martes en el emblemático sitio, proveedor de cohetes para todo tipo de festividades, se encargaron de echar por los suelos el diseño supuestamente meticulosamente planeado por las autoridades.

Hasta el momento en que esta columna era redactada, el reporte oficial divulgado por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y el director de Protección Civil municipal, Isidro Sánchez, contabilizaba 27 muertos y 70 heridos, pero las cifras podrían multiplicarse.

Fue necesario que todos los cuerpos de bomberos de municipios aledaños como Tlalnepantla, Naucalpan, Ciudad de México, Tultitlán y Cuautitlán se volcaran con todos sus recursos para prestar ayuda a las víctimas y trasladar a decenas de heridos a hospitales más grandes de la zona, principalmente el más especializado en quemaduras, el de la Magdalena de las Salinas. El Ejército, la Marina, la Policía Federal y los cuerpos locales de seguridad apoyaron con helicópteros el traslado de los lesionados.

El fuego que se produjo luego de los estallidos -y que levantó una enorme nube de humo de unos 2 kilómetros de altura y cientos de metros de espesor-, fue sofocado una hora después.

El mercado de 300 locales, que ocupaba toda una manzana, quedó destruido y los videos mostraban un panorama sombrío. Una gran cantidad de heridos presentaban heridas de tercer grado y se teme que la cifra de  muertos se incremente.

La onda expansiva cimbró estructuras aledañas en un radio de más de un kilómetro y desde los municipios cercanos como Tultitlán y Cuautitlán de Romero Rubio se pudo resentir la gran explosión y distinguir la enorme nube, semejante a la de una exhalación volcánica.

El presidente Enrique Peña Nieto -en un mensaje difundido a través de Twitter-, envió sus condolencias a las familias de las personas fallecidas y expresó que el gobierno federal trabaja en coordinación con el gobierno del Estado de México para atender a los heridos y afectados en Tultepec.

Luis Felipe Puente, Coordinador Nacional de Protección Civil, anunció una investigación a fondo coordinada por la Procuraduría de Justicia del Estado para determinar qué provocó la explosión.

El mercado de pirotecnia en Tultepec -una localidad de 120 mil habitantes-, estaba certificado por el Instituto de Pirotecnia del Estado de México y la Secretaría de la Defensa Nacional y presumía de ser el mercado más seguro en América Latina, como lo aseguró hace poco Ignacio Rodarte, director general del Instituto Mexiquense de la Pirotecnia.

Este fin de año planeaba vender 100 toneladas de fuegos pirotécnicos con motivo de las celebraciones de fin de año. El lugar contaba con “puestos perfectamente diseñados y con los espacios suficientes para que no se dé una conflagración en cadena en caso de un chispazo”, dijo Rodarte hace unos meses.

En Tultepec el 80 por ciento de sus habitantes se dedica a la fabricación de petardos para las fiestas patronales y las celebraciones decembrinas y de Semana Santa, y el secreto de su fabricación de tipo artesanal, en pequeños talleres llamados “polvorines”, es toda una tradición de la cual el pueblo se enorgullece.

Hace apenas una semana, el 12 de diciembre, día de la virgen de Guadalupe, Germán Galicia, presidente del mercado de artesanías de San Pablito, como se le conoce, garantizó a los visitantes la seguridad plena en el lugar.

Presumió que había extintores, barriles de agua, depósitos de arena, picos, palas y personal calificado que sabe cómo actuar en caso de algún incidente, aunque no siempre ha sido así, pues -a lo largo de su historia-,  el municipio ha sido devastado por diversas explosiones.

Por ejemplo, el 12 de septiembre de 2006 un incendio destruyó el antiguo mercado de San Pablito y sus 450 locales, entonces construidos con láminas y madera y hoy edificados con cemento y acero.

Pero apenas un año después ocurrieron nuevas explosiones que destruyeron de nuevo el propio mercado a pesar de las medidas de seguridad. El 26 de enero de 2012, una persona murió por otra explosión en 5 talleres de fabricación de fuegos artificiales en la zona conocida como “La Saucera”, en Tultepec, y otras 3 fueron trasladadas en un helicóptero a un hospital.

El peor episodio en esta población se registró el 3 de octubre de 1998, cuando otra explosión en una fábrica clandestina de fuegos pirotécnicos, causó la muerte de 39 personas e hirió a otras 100 más.

Sin embargo, paradójicamente, las peores explosiones por pirotecnia han ocurrido fuera de Tultepec. Por ejemplo, el 28 de septiembre de 1999, un estallido en Celaya, Guanajuato causó 57 muertos y 89 heridos en un lugar donde se almacenaban 4 toneladas de pólvora.

Otro percance similar tuvo lugar el 11 de diciembre de 1988, en el Mercado de la Merced de la Ciudad de México, cuando 60 personas fallecieron al estallar un tanque de gas que afectó locales llenos de productos pirotécnicos almacenados para celebrar la fiesta de la Virgen de Guadalupe.

Pero en Tultepec, sólo este año, se habían registrado ya 3 explosiones aunque sin provocar víctimas mortales. Todos estos casos muestran que en México no hay medidas de seguridad suficientes para poder manejar el tema de la producción y almacenamiento de fuegos artificiales.

Cualquier autoridad que presuma que puede haber una industria pirotécnica 100 por ciento segura, miente. Por ello, muchos estiman que debería prohibirse el uso de fuegos artificiales, como no sea aquellos supervisados por la Secretaría de la Defensa, durante el festejo de las Fiestas Patrias.

Ciertamente, muchos podrán argumentar que cientos -quizá miles de familias-, viven de esta actividad y que sería difícil que se reinventaran para hacer otra cosa. Sin embargo, la vida humana es la principal prioridad de cualquier política pública.

Pero lo cierto es que aún cuando se supervigilara esta peligrosa actividad, no faltarían aquellos fabricantes que seguirían evadiendo las normas en pequeños talleres inseguros y propiciando la ocurrencia de futuros nuevos y trágicos accidentes como el que hoy enluta a Tultepec.

Las autoridades tendrán que hacer gala de imaginación y creatividad -dos ingredientes muy escasos entre la alta burocracia-, para evitar que ocurra otro caso como éste, una historia que se repite una y otra vez…Sus comentarios envíelos al 

  • Publicado en Opinion
Suscribirse a este canal RSS
Sportbook sites http://gbetting.co.uk/sport with register bonuses.