Hijo de Colosio le entra a la política; buscaría diputación

MONTERREY, NL (apro).- Luis Donaldo Colosio Riojas, hijo del fallecido candidato priista a la Presidencia de México, del mismo nombre, ingresó hoy a la política con el partido Movimiento Ciudadano (MC), al presentarse como parte de un proyecto político a través del cual buscará convocar a los jóvenes para que voten por los candidatos de ese instituto político.

Aunque no dijo si buscará alguna posición, una fuente cercana a MC afirmó que Colosio hijo buscará una diputación federal por Nuevo León, como parte de un equipo que incluye también a Agustín Basave Alanís, hijo del exlíder nacional del PRD, quien también se postulará para buscar un escaño en el Congreso de Nuevo León.

Ronaldinho se retira del futbol

  • Después de más de dos años inactivo a nivel profesional, el exjugador del Barcelona decidió poner fin a su exitosa carrera.

 

Ciudad de México -

Si bien no jugaba un partido oficial desde septiembre de 2015, Ronaldinho Gaúchono había confirmado su retiro del futbol. El día finalmente llegó y su hermano, Roberto de Assis Moreira, aseguró que ya no se volverá a poner los botines a nivel profesional.

"No quiere jugar profesionalmente más, es lo que hemos hablado. Eso ya estaba definido. Faltaba solo confirmarlo. Él no juega desde hace tiempo", dijo a Roberto, quien también es el representante de Dinho.


Durante los últimos dos años, el exjugador del Barcelona se había dedicado a participar en encuentros de carácter amistoso y con fines benéficos. Su última aparición en partido oficial fue con el Fluminense en la Serie A de Brasil el 26 de septiembre de 2015.

Ahora solo habrá que esperar las declaraciones del propio Dinho, quien se va del futbol tras ganar varios títulos y, sobre todo, enamorar a la afición con su juego vistoso.

 

Durante su carrera, que comenzó con su debut en el Gremio en 1998, el oriundo de Porto Alegreconquistó una Copa del Mundo, una Copa América, dos Ligas Españolas, una Serie A de Italia, unaChampions League, una Copa Libertadores, dos Supercopas de España, entre otros galardones. Además, recibió el Balón de Oro en 2005.

El consumidor digital

  • Es evidente la desaparición del sistema de compra para dar paso al arriendo de bienes culturales.

La semana pasada se llevó a cabo, en la Universidad de los Andes, la Segunda Conferencia Internacional de Derecho y Empresas Creativas, un encuentro para debatir sobre los retos que la innovación tecnológica le plantea a la propiedad intelectual. 

Los participantes de más de 20 países hispanoamericanos discutieron sobre el papel casi hegemónico que hoy juega internet como nuevo centro de comercio de todos los productos protegidos por el derecho de autor: desde música, software, textos y películas hasta el álbum familiar de fotografías.

Según el abogado Fernando Zapata, el consumo digital ha desmaterializado las obras hasta el punto de borrar la propiedad del bien cultural, sea esta una canción o un video. Hoy, cuando el consumidor paga, no adquiere un producto, solo accede temporalmente a él hasta que vuelva a pagar su mensualidad. 

Es evidente la desaparición del sistema de compra para dar paso al arriendo de bienes culturales. Se habla de la ausencia total de un debate filosófico sobre la creación artística, hasta el punto que mencionó María Victoria Oramas, abogada especializada en derechos de autor, que la música de hoy no refleja las necesidades de la sociedad, solo narra banalidades.

Para Santiago Schuster, profesor de la Universidad de Chile y uno de los organizadores del evento, ya no es claro dónde sucede la explotación de la obra: si en el origen, es decir la plataforma donde se aloja la creación, o en el destino, que no es otra cosa que el dispositivo donde la disfruta el suscriptor. 

Esto eleva la complejidad de contabilizar el consumo de música a nivel multi-territorial para las sociedades de gestión que están limitadas por ley para operar en un solo territorio. 

A la hora de encontrar los ganadores y perdedores en esta vertiginosa migración del consumidor al entorno digital ocurrida en lo que va del siglo XXI, es claro que los transportadores de contenidos de libre acceso como Facebook o Youtube, o los de suscripción como Spotify y Deezer, son los beneficiarios de esta nueva modalidad, mientras que en la parte más frágil de la cadena de valor digital está el autor de contenidos, como bien lo anotó el experto brasileño Rafael Mello. 

Se hace indispensable el rediseño de los tratados internacionales del derecho de autor para atender la masiva circulación actual de contenidos.

 

  • Publicado en Opinion

Llamados autodefensas enfrentarán a la delincuencia en San Cristóbal

SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, Chis., a 8 de diciembre del 2017.- Con palos, machetes, tubos y piedras, los vecinos del barrio de Tlaxcala, enfrentarán  a los delincuentes hartos de tantos robos y asaltos a plena luz del día.

Los llamados “autodefensas”, al toque de silbatos, chicharras y radios, estarán en alerta máxima, afirmó Don Agustín Gómez Patishtán.

Precisó si son autodefensas o solo grupos de vecinos organizados a lo que respondió “pues, el grupo de autodefensas somos nosotros como vecinos, como habitantes acá, porque estamos viendo cada vez más, semana tras semanas, mes tras mes o año tras año, va aumentando la inseguridad.

A mejor los jóvenes por falta de educación, entonces, nosotros nos debemos organizar para la seguridad de nuestro barrio.

-¿Qué van a usar para enfrentar la inseguridad?

-Pues tenemos que estar organizados, pues nuestra arma pues un pedazo de palo de escoba, o palos o piedras, pero debemos estar organizados para defender a nuestra familia, es por medio de chicharras y silbatos, es el medio para dar el toque de silbatazo inmediato cuando hay problemas para que nuestros vecinos salgan inmediatamente.

Luego de darse conocer que en el barrio de Tlaxcala, sus habitantes han tomado estas medidas contra la inseguridad, otros colonos han empezado a organizarse para hacer frente a este problema que afecta a toda la población, tal es el caso del barrio de San Diego, en donde sus habitantes manifestaron que van a consultar con los vecinos para hacer lo mismo para defenderse de la delincuencia.

  • Publicado en Locales

Copa Chiapas 2017 tendrá a su primer campeón

Premiarán a los campeones individuales por suerte.

Todo está listo para que el lienzo Oscar Uhlig Kanter de Tuxtla Gutiérrez nos presente al campeón de la primera edición de la Copa Chiapas “Lito Dávila” 2017, en una final por demás atractiva con cuatro grandes equipos.

Rancho San Rafael, El Ayate de Comitán, Ciudad Real de San Cristóbal y Rancho Santa Fe son los cuatro mejores conjuntos que lograron las mejores cuatro puntuaciones a lo largo de tres fases clasificatorias.

La cita es en punto de las 12:00 horas en la casa de los actuales subcampeones nacional en la categoría “AA”, San Rafael.

Los cuatro conjuntos tienen argumentos suficientes para levantar la corona de esta justa que congregó a 12 equipos que compitieron en lienzo totalmente techados, con ganado de gran presencia y condiciones similares a las de un Campeonato Nacional.

Además de conocer al campeón de esta primera edición, se entregarán las hebillas a los campeones individuales por suerte, con premios más que merecidos.

El comité organizador solicita a los campeones individuales que lleguen totalmente vestido de charros para poder accesar al podio.

En cada una de las faenas, no se registró una diferencia significativa entre el primero y quinto lugar, al contrario, los puntos eran pocos, demostrando con ello que el nivel fue completamente parejo no solo en lo grupal.

Además de realizar la gran final, posterior a la ceremonia de premiación, se realizará una charreada amistosa con la presencia de La Peregrina de Charros de Ocozocoautla, Real de Dos y Rancho Cristo Negro.

La entrada al lienzo Oscar Uhlig Kanter será totalmente gratuita, habrá venta de alimentos y bebidas, y música en vivo con el Compa Javi y Su Banda Mar y Tierra.

Así que no te olvides de asistir a la gran final y conocer al campeón de la primera edición de la Copa Chiapas “Lito Dávila” 2017.

 

La fiscalización de los ingresos

Aún en sentido contrario al crecimiento económico, la recaudación tributaria va bien. Lo podemos observar en el crecimiento de la recaudación participable, donde se encuentran todos los ingresos tributarios federales, más algunos derechos y los recursos provenientes del Fondo Mexicano del Petróleo, la cual creció 4.0 por ciento.

El componente tributario a octubre, producto de un crecimiento del Impuesto Sobre la Renta participable de 13.8 por ciento en términos reales respecto del ejercicio inmediato anterior, y del Impuesto al Valor Agregado, de 10.8 por ciento, fue de 12.4 por ciento en conjunto, descontando la inflación.

El IEPS de gasolinas se redujo 20.2 por ciento respecto al año anterior, y la proporción participable de los ingresos petroleros transferidos desde el Fondo Mexicano del Petróleo, así como los recursos del ISR sobre contratos y asignaciones mostraron una recuperación de 38.3 por ciento, menos de la mitad de su nivel de 2013, cuando operaban los derechos de hidrocarburos.

El resultado es que las participaciones a octubre crecen 6.7 por ciento respecto a su nivel anterior, de 2016, a pesar de que hubo un ajuste cuatrimestral negativo, de menos 12 mil 707 millones de pesos. No obstante, el acumulado da más de 36 mil millones respecto a 2016 y 37.5 miles de millones superiores a lo programado. No les ha ido mal, pero se pueden optimizar sus beneficios con una política eficiente y transparente del gasto público.

Es evidente que las posibilidades de recaudación de ingresos propios son limitadas, sus fuentes de ingresos impositivos son de bajo potencial recaudatorio, como es el caso del Impuesto al Hospedaje, el de Nóminas –con muchos gastos tributarios–, el Impuesto a la Tenencia, con subsidios altos e incluso en algunos estados no se cobra.

Si comparamos entre los propios estados, en algunos casos los ingresos propios han llegado al 18 o 20 por ciento, el promedio es 10 por ciento, pero hay otros que andan por el 4.0 por ciento.

En el caso de los municipios ya sabemos que nuestra carga fiscal es la más baja respecto de países de similar nivel de desarrollo, pero mucho más respecto a nuestros principales socios comerciales. Mucho tiene que ver con el hecho de que una gran parte de los municipios, más de la mitad, están en situaciones de pobreza. Pero hay algunos que sí realizan un esfuerzo recaudatorio importante.

Desde luego hace falta crecimiento y desarrollo económico, que las autoridades locales cumplan con sus obligaciones recaudatorias, y que la fiscalización en las entidades federativas dé una atención especial a la revisión de los ingresos.

De ahí que la recaudación que el SAT realiza es fundamental.

Es necesario fortalecer las facultades tributarias locales, pero lo cierto es que no todos las quieren aprovechar, ahí están los dos mejores ejemplos: la tenencia y el predial. Para que más facultades si las que tienen no las aprovechan.

Había la idea de que se volviera a centralizar la normativa de la tenencia, aunque la sigan cobrando los estados, que deben participar a los municipios por lo menos 20 por ciento de lo recaudado, así como en el Fondo General de Participaciones.

En este contexto está la amenaza de la reforma fiscal de Estados Unidos. Bajar tasas en este momento no sería lo adecuado, no hay margen para ello, pegaría a los tres niveles de gobierno. Pero la competitividad de un sistema tributario no la dan sólo las tasas. Consideremos, como señaló Enrique Quintana, que un número importante de estados americanos tienen su ISR local, y recuerdo viejos trabajos sobre la competitividad del sistema fiscal mexicano.

Se puede recaudar más con crecimiento económico, con reformas en los sistemas de administración tributaria de los estados, gastando mejor, con una fiscalización adecuada de los ingresos estatales y una presencia ciudadana activa.

  • Publicado en Videos

El riesgo (real) de Meade

Algo muy bueno hay que decir del presidente Enrique Peña Nieto: desde la victoria del PRI en la gubernatura del Estado de México, reposicionó a su partido como un contendiente real para las elecciones presidenciales de 2018. Esto, sin embargo, en el imaginario de la clase empresarial y la prensa política, porque entre el resto del electorado el PRI y su precandidato, José Antonio Meade, bañados por el confeti vertido sobre la escena pública, adornando la coreografía excelsa que hizo Peña Nieto para sacar como abanderado del partido en el poder a quien deseaba, sin necesidad de cesárea, sigue donde estaba antes de toda la parafernalia litúrgica tricolor: en tercer lugar de las preferencias electorales por partido, con el rival a vencer, Andrés Manuel López Obrador superando Meade dos a uno, y con la mayoría de los ciudadanos que dicen que por el PRI jamás votarían.

El periódico El Universal, que el miércoles publicó la última encuesta de Buendía y Laredo, donde reflejaba que el llamado bound convention, que es la burbuja que sube cuando se nomina a un candidato o candidata, no había dado los resultados obtenidos, publicó el jueves el antídoto del PRI. Según un informe del equipo de Meade que citó, la tendencia en el voto, en una combinación –cuya fórmula no menciona ni explica el periódico– de conocimiento de nombre y porcentaje de voto actual, le va a permitir al precandidato del PRI superar a López Obrador en la elección presidencial. La medición demoscópica vis-à-vis a la interpretación de la misma en la primera plana de uno de los diarios de mayor impacto en el país, sólo llevan a la confusión. Pero después de todo, de eso se trata. La pregunta es si a río revuelto, la ganancia será del pescador que gane la opinión pública.

La respuesta inmediata es que no será así. Un análisis cuantitativo que realizó la edición impresa de Eje Central de los 35 últimos años de comportamiento electoral del PRI, refleja que el desgaste de décadas de gobierno del PRI ha cobrado su cuota. En 1985, a la mitad del sexenio del presidente Miguel de la Madrid, cuando se dio el cese masivo de decenas de miles de burócratas, el PRI gobernaba a 11 millones 575 mexicanos, que representaban a 64.8 por ciento de los electores. En 2015, a mitad del sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, el PRI gobernaba a 11 millones 683 mil mexicanos, pero que ante el crecimiento poblacional representaban a 30.6 por ciento del padrón electoral. Aún con un PRI hegemónico, el partido en el poder fue perdiendo votación nacional: gobernó a 50.3 por ciento en 1988, y seis años después, en el turbulento 1994, había bajado a 48.6 por ciento. Pero además, ahí comenzó su caída de casi 45 grados.

En 2000 perdió la elección presidencial y se repitió la derrota en 2006, cuando el candidato presidencial, Roberto Madrazo, tiró al mínimo histórico la votación tricolor: 22.2 por ciento del electorado, que representaban a nueve millones 301 mil mexicanos. Recuperaron el poder en 2012, cuando Peña Nieto alcanzó 29.8 por ciento de la votación, con 14 millones 409 mil votos. La estabilidad entre 2012 y 2015 en número de votos no corresponde con la pérdida de estados con alta densidad de población. Actualmente, en los seis estados donde se concentra poco más de 50 por ciento de los electores, sólo gobierna en el Estado de México y Jalisco, donde todas las mediciones electorales indican que Movimiento Ciudadano ganará la gubernatura. De esas seis entidades, en cinco habrá elecciones concurrentes para gobernador, y la tendencia de voto es que en todas irán contra el PRI. Vistos los números de manera muy fría, los momios no favorecen a Meade.

Hay un factor adicional que tampoco se puede soslayar: la cohesión del partido en torno a su candidato. En 2000 fue un diferendo dentro de la campaña presidencial de Francisco Labastida lo que hizo perder una ventaja de 20 puntos sobre Vicente Fox al arrancar el proceso. En 2006 se dio la ruptura del partido cuando Roberto Madrazo construyó desde la dirigencia su candidatura y provocó la traición de los gobernadores. En 2012 no hubo ese rompimiento porque pese a una chicanada en el manejo de la convocatoria para el registro de la candidatura presidencial para hacer de lado a Manlio Fabio Beltrones, el entonces senador reclamó y se enfrentó al líder nacional del PRI, Humberto Moreira, pero respaldó a quien había beneficiado, Peña Nieto. La diferencia entre todas aquellas candidaturas y la de Meade es una, grande y profunda: todos ellos eran priistas; el actual precandidato es apartidista.

En este mismo espacio se describió el jueves cómo un nuevo grupo de poder se había incrustado en el corazón político de Peña Nieto, que perfilaba una lucha soterrada dentro del PRI en contra de esta nueva generación de políticos que buscaba hacerse del poder con la bandera tricolor. En 1988 se dio un fenómeno parecido con el arribo de Carlos Salinas a la presidencia, que generó la reacción del viejo PRI, que definió como la nomenklatura, que emergió en el fatídico 1994. El grupo compacto de Salinas se fracturó y Ernesto Zedillo, que nunca apoyó la campaña de Labastida, entregó la banda presidencial a Fox. La candidatura de Salinas rompió los equilibrios dentro del PRI, que nunca acabaron de restablecerse. Con Meade hay un déjà vu, con la creencia de Peña Nieto de que no habrá traiciones dentro del PRI contra su candidato, ni lucharán para que la derrota de él sea también la del presidente.

  • Publicado en Politica
Suscribirse a este canal RSS
Sportbook sites http://gbetting.co.uk/sport with register bonuses.