Log in

La Opera de Nueva York festeja su 50º aniversario en plena incertidumbre Más Información: La Opera de Nueva York festeja su 50º aniversario en plena incertidumbre.

La Opera Metropolitana de Nueva York celebrará este domingo sus 50 años con bombos y platillos, en un contexto incierto para la prestigiosa institución que como muchas óperas del mundo tiene dificultades para renovar su público.

Un concierto y una cena de gala a 3.000 dólares por persona incluirá presentaciones de grandes estrellas como el legendario tenor español Plácido Domingo y la popular soprano estadounidense Renee Fleming, así como viejas grabaciones de archivo y un reciente testimonio filmado de la icónica soprano Leontyne Price.

El evento, la mayor gala organizada por el Met desde 2009, llega cerca del final de otra temporada de espectáculos sobre historias de amor, de pérdida y de las vueltas del destino o lo fantástico, con escenografías dignas de museos y representaciones sólidas de cantantes, del coro y la orquesta.

Aunque la calidad musical del Met es irreprochable, existe incertidumbre sobre el futuro de la compañía, que lucha por encontrar nuevos suscriptores para reemplazar los antiguos, que están muriendo.

La venta de entradas al Met cubrió un 88% de la capacidad en 2008, pero solo un 69% en 2015, cuando el precio promedio de los boletos fue de unos 160 dólares, según informes financieros.

- "Problemas serios" -

Con el estancamiento de la venta de entradas, las donaciones de benefactores acomodados tienen una importancia creciente en el presupuesto total de anual, que asciende a unos 300 millones de dólares.

"Tiene algunos problemas serios", dijo a la AFP Charles Affron, coautor del libro "Gran Opera: la historia del Met", quien estimó que la compañía enfrenta uno de sus periodos más difíciles.

"La audiencia ha estado menguando y sigue menguando", afirmó.

El gerente general del Met, Peter Gelb, dijo que la audiencia total mejoró "ligeramente" en la temporada 2016-2017 comparado con el año anterior, su primer avance tras varios años de declive.

Gelb sostuvo que la venta de entradas a primerizos ha sido fuerte, pero reconoció que atraer a una nueva audiencia sigue siendo un desafío.

"La ópera está atravesando una transición, reemplazando una audiencia más vieja por una más nueva", dijo a la AFP. "La pregunta es, ¿podemos reemplazar la vieja audiencia con la nueva lo suficientemente rápido?".

- La edad de oro de los '60 -

El evento de este domingo no conmemora el nacimiento de la Opera Metropolitana, que tiene ya 134 años, sino los 50 años de su primera temporada en el Lincoln Center, una plaza cultural que también aloja a la Filarmónica de Nueva York y al Ballet de la Ciudad de Nueva York.

La muy aguardada inauguración de 1966 fue marcada por la presencia de la primera dama Lady Bird Johnson y el presidente filipino Ferdinand Marcos, que vieron a Price en la representación de "Antonio y Cleopatra", del compositor estadounidense Samuel Barber.

La ópera atravesaba entonces una edad de oro: en esa primera temporada desfilaron vedettes como el tenor italiano Franco Corelli y la soprano sueca Birgit Nilsson. Otro gran tenor, Luciano Pavarotti, tuvo su estreno dos años más tarde en el Met con "La Bohème".

Además de elencos de lujo, el nuevo Met también se hizo famoso por su espectacular acústica y detalles como sus techos dorados, sus candelabros majestuosos y dos murales de Marc Chagall.

Pero con el pasar del tiempo, la gran escala del Met, un activo durante la era de oro de la ópera, ha comenzado a parecer más una carga. Con unos 3.800 asientos, es mucho más grande que sus rivales en ciudades como Londres, Milán y Viena.

Para Affron, las dificultades actuales se deben también a un nivel desigual en las nuevas producciones y a cantantes menos sólidos que en décadas pasadas.

"Simplemente no hay suficientes cantantes que consigan vender ingresos", dijo.

Pero Affron es optimista sobre la designación del canadiense Yannick Nezet-Seguin como director musical, que debe comenzar en 2020. La esperanza tras cuatro años de conducción de James Levine es compartida asimismo por los líderes sindicales que casi declararon una huelga en 2014, antes de que se llegase a un acuerdo.

Los nuevos cantantes cuentan sin embargo con sus defensores, que subrayan que muchos son mejores actores que sus predecesores, que encarnaban penando a veces las angustias de la muerte, la separación o los celos.

"Una ópera debe ser hoy mucho más que en el pasado", estimó Gelb. En la actualidad es mucho más difícil seducir a un público fragmentado, que tiene a su disposición un abanico inmenso de elecciones musicales en sus teléfonos inteligentes.

"Cuando las cosas iban más lento, la ópera era un arte dominante", reconoció. Hoy, "como forma artística, la ópera ya no se posiciona como antes".

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Sportbook sites http://gbetting.co.uk/sport with register bonuses.